Certificaciones

Los cacaocultores de Gerencia 7 Conacado logran diversificarse

cacaocultores

Periodico El Caribe, 09/05/2014 12:00 AM – Martín Polanco

Ese bloque de productores conforma una cooperativa, una ONG y una estructura sólida y exitosa de comercio

En la provincia Sánchez Ramírez los cacaocultores tienen ánimo y deseos suficientes para subir la producción. (Edward Roustand)

A la gerencia de Conacado Agroindustrial o Gerencia Regional 7, ubicada en Comedero Arriba, no le ha ido mal en los últimos tres años. Esa organización, que tiene capacidad para acopiar 2,000 toneladas de cacao en la provincia Sánchez Ramírez, ha logrado diversificar sus actividades, y le ha funcionado.

A raíz de la derogación de la Ley 520, por la Ley 122-05, de Regulación y Fomento de las Asociaciones sin Fines de Lucro, que tiene unos mandatos más expresos, hubo la necesidad de abocarse a la diversificación y la separación de los servicios y la Confederación Dominicana del Cacao (Conacado) a través de su Agroindustrial 7 no quiso dormirse en eso. De hecho, los servicios sociales y comunitarios que ofrecía el Bloque 7 (como también se conoce la organización) ahora se ofrecen a través de una ONG. Los servicios financieros están separados en una cooperativa que se encarga de los ahorros y los préstamos que facilita la organización, mientras que para la parte comercial existe otra estructura.

Cada una tiene mandatos independientes, pero tiene que facilitarle el trabajo al otro. “Lo que buscamos es que los servicios sean del grupo, que es nuestra esencia”, explica el gerente general de Gerencia 7 de Conacado, Jesús María Mosquea, a un equipo de elCaribe que visitó el lugar. La cooperativa es de servicios múltiples, eso indica que puede ofrecer servicios a toda la población, no solo a los productores de cacao. La cartera es limitada actualmente porque se trata de una institución de recién formación, que ha venido a ordenar y facilitar los créditos.

De manera conjunta, entre Comedero, Hernando Alonso y Caballero, pertenecientes a la provincia Sánchez Ramírez, tienen una población superior a los 13,000 habitantes. Allí hasta los más pequeños conocen bien una mazorca de cacao, porque en esas comunidades la gente prácticamente “echó los dientes” entre las plantaciones. Históricamente uno de los problemas que han padecido los cacaocultores es la dificultad para acceder a sus predios y sacar el producto recolectado, debido a la mala condición de los caminos.

Y es precisamente ese y otros problemas que el  bloque aspira que sean resueltos. De los productores de la zona poco más del 30% está agrupado en la Regional 7, institución formada desde el año 1993.

Acciones puntuales

Antes de 2011 el bloque operaba de manera dispersa y resultaba difícil homogenizar los procesos en esas condiciones. “Hemos logrado concentrar los trabajos y somos más eficientes. Hay que decir que en 2013 tuvimos un tiempo bastante difícil con unas lluvias que nos llegaron y que dañaron la mitad de la producción. Este año estamos trabajando con un sistema de calderas para poder secar en cualquier tiempo. Eso indica que no estamos únicamente a merced de la temperatura”, indica Mosquea en la conversación mientras dos de los empleados que tiene la organización observan.

La Gerencia 7 de Conacado ha logrado agrupar a un conjunto de productores que antes no encontraban cómo vender sus cosechas y estaban a merced de la suerte. La institución realiza sus exportaciones de cacao tanto a países de Europa como a EE.UU. Esos envíos  se hacen por el Puerto de Haina a través de la Confederación Dominicana del Cacao (Conacado) que tiene incidencia a nivel nacional. De la búsqueda de otros nichos de mercado se encarga la Oficina Comercial de Conacado, de cuya institución Isidoro de la Rosa es el gerente general.

El Bloque 7 a través de la cooperativa y la agroindustria genera unos 50 empleos fijos y otros 50 ocasionales. Hay otros sectores que se benefician, entre esos están los suplidores.

La Regional 7 (antiguo Bloque 7, de Conacado) está formada desde el año 1993. De manera global en ese lapso la organización ha comercializado unos 620 mil quintales de cacao, a razón de 40,000 quintales promedio por año.  El costo de producción por tarea de cacao ronda los RD$2000 y RD$2,800, según calculan Jesús María Mosquea y el técnico agrónomo Ramón Mosquea.

Conocedores

Jesús María Mosquea
Gerente regional 7 de Conacado
“El principal punto de preocupación del Bloque es el eléctrico. Estamos ubicados en una parte donde existe prácticamente la peor energía de la República. Nosotros decidimos no conectarnos. Esto es a pura planta que lo trabajamos. Además, el voltaje es bajo”.

Genaro Mosquea
Productor agrícola
“La tierra lo que tenemos es que ponerla a producir. El Gobierno lo que debiera es implementar las diez tareas. Es decir, ayudar a cada productor a preparar y sembrar por lo menos diez tareas. A la tierra hay que sacarle valor y el beneficio que puede dar”.

Forjándonos para ser mejores

Somos un centro de operaciones gremiales, empresariales y técnicas con condiciones organizacionales y logísticas que nos colocan excepcionalmente en el contexto de producción mundial.